¡BIENVENIDOS A GRUPO FILOFONÍA!

"NUESTRA AMÉRICA ES JOVEN, Y TIENE SEGURAMENTE TODOS LOS DEFECTOS DE LA JUVENTUD, Y CLARO QUE ES PRECISO EDUCARLA, PERO NO PERDIENDO SUS MEJORES CARACTERISTICAS"
(SILVESTRE REVUELTAS, Julio de 1937)

viernes, 13 de marzo de 2009

Nuestro Nacionalismo Musical


Debemos al siglo XIX el consciente interés por las manifestaciones artísticas del pueblo. No es que antes estas fuesen ignoradas, no!, los acontecimientos políticos, sociales y económicos de entonces obligaron a considerarlas por su presente fuerza en las revoluciones, en los procesos históricos.

Se cuestiono desde entonces qué y quién era parte del Pueblo, consignado antes como plebe o pueblo llano con un carácter muy general que aún hoy en día es dificil de cambiar... las respuestas fueron dejando reiteradamente que este es resultado de una estratificación en castas y clases sociales... Sus expresiones por lo tanto atestiguarían ser fruto de colectividades y sus tradiciones parte de su fuerza.

Si hablaramos entonces de artes populares, obviamente que consideraríamos que existen las no populares, pero nos encontraríamos en el mismop sitio en que se ubicaron los artistas nacionalistas, pues fue esta, una de sus principales premisas para establecer su legitimidad.

¿Un arte "Nacionalista", por qué tendría su razón de ser sino es que para expresar una identidad regional y local frente a otra?... Muchas de sus justificaciones se hallaron en el uso de las expresiones populares, y su crítica estribo en el qué tan legítimo es utilizarlas como un medio de expresión. ¿Fue acaso para nuestros artistas nacionalistas esto así?

Tres generaciones convergieron en esta corriente artística de los años posrevolucionarios de la década de los veinte y treinta del siglo XX y mucho tuvo que ver el que hallan testimoniado la guerra civil de la década anterior, pues los ideales buscaron engendrar una indentidad, en hacer triunfar algún proyecto nacional.

Sus fuentes fueron las tradiciones y las costumbres, por considerarlas como lo más puro y genuinamente expresado en nuestro suelo, y prácticamente ser lo más original. Esto último es lo que más emotiva al creador nacionalista, son en su mente, el ideal de una identificación cultural. No olvidemos que esta era una época de sumo interés por la masificación de las expresiones, otorgando un "servicio" a los "desheredados". Aquí nos interesa comprender que la música en su carácter de creación "nacionalista" género una gran variedad artística, una expresión nacionalista que comunmente sólo sofistico o estilizó una de carácter popular: danzas, corridos, sones)... pero no es tan sencillo de convencerse de que eso sea así. Obviamente que las hubo, y que muchos sólo agotaron las técnicas y las formas por seguir expresando la fuerza que lleva aquella en su seno, pero creo que ello se debió al imperativo de sus anhelos nacionalistas como causa de un problema de una identidad.

Lamentablemente, la confusión fue adoctrinada por la ingenuidad de generar sólo obras individuales de justificación de sus medios y vemos que en nuestro mosaico yacen "Nacionalistas-estilistas" - como Manuel M. Ponce y Carlos Chávez; "Nacionalistas-historicistas" como Miguel Bernal Jiménez, y "Nacionalistas-revolucionarios" como Silvestre Revueltas, que es quizás el único que comprendió que la concientización de las manifestaciones populares no soslaya la fuerza expresiva de las costumbres y las tradiciones para crear un "Hallazgo", resolviendo así la problemática.


Nuestros "Últimos-nacionalistas" - Moncayo, Galindo, Contreras, Ayala - bebieron de la confusión y en parte no pudieron comprender que si las tradiciones y las costumbres develan la inconciencia de nuestro pasado, ha de ser porque sólo son la expresividad de un "Hacer", de un "Querer".

1 comentario:

ricardo dijo...

Hablar de música nacionalista es hablar propiamente de la música de un país culesquiera... Ello supondría la generalidad, en este arte, de las distintas músicas existentes en ese contexto: una nación... Entonces podemos hablar de música árabe, música china, múica griega, etc... Todas, sin escepción, son músicas nacionales, músicas de un pueblo... El término "nacionalismo", que deriva de lo "nacional" y en su raíz de "nación" (lat.nationis), es un término estrictamente "político" que implica la "unidad" colectiva de los habitantes regido por un mismo gobierno... Que en sentido músical implicaría: la música "única" que expresa los sentimientos comúnes de un país... Pero ello resulta absurdo, en el sentido de "limitar" la universalidad propia de la música que se desenvuelve en el tiempo en todas sus posibilidades; es decir, la música no tiene límites... El "nacionalismo", como escribirán Simone y Jean Lacouture -citando a Mauricio Barres- "...es un método para cuidar los intereses materiales de este país, para juzgarlo todo en relación con la grandeza del Estado. Pero también es un tratado con la poesía que proponemos a las vidas individuales (...) Es hacer participar a cada uno de nosotros en las grandes cosas de nuestros padres" ("Pequeña Enciclopedia Política". Vol.II, p.60.Grijalbo)... El "nacionalismo", como sintoma social, supuso la transformación histórica de muchos países en el siglo XIX, y es en cierta medida una oposición al "internacionalismo" como una manifestación "revolucionaria" o tope al intervencionismo extranjero... Y bajo la mirada de un ojo panorámico, veremos a los judios, alemanes, rusos, ingleses, etc., cada uno representando los "sentimientos" tradicionales de su país... Por tanto, el arte nacional representa el "ideal" único de X país... el sentimiento "único" de los individuos de un país... Pero ¿no acaso la música lleva consigo la marca propia de su identidad?¿no lleva consigo el sentimiento colectivo, sea particular o general, de los individuos de X país?... Todos concordamos en que la música es "universal", los que significa que las determinaciónes son inecesarias en el arte de los sonidos y antes bien -en el caso del nacionalismo- es un término "político" equívoco...
El caso del Nacionalismo Mexicano es solo un vano intento que no cuadra con los momentos hitóricos: es más bien la ingenuidad idílica que pretendia "unificar" la diversidad etnica de un país tras su farsa llamada revolución... Si hemos de hablar de una música autenticamente nacionalista, al menos como ideal, sin duda la obra de Revueltas y algunos compositores, autodidactas, del siglo XIX son algunos ejemplos... Porque evocan en "unidad" la diversidad de las distintas etnias en sus tradiciones o costumbres: solo Revueltas ha logrado evocar esa "unidad"... ¿Qué hay entonces de Chávez, Moncayo, Bernal Jiménez, etc? Son más bien músicas "regionalistas" que, a diferencia de las músicas populares y folkloricas, son solo "imitaciones" académicas de estas... Ello también se aplica en general de todo arte... El Nacionalismo Musical es la minifestación de los sentimientos de una nación que "supera" al folklor y lo popular en una sola "unidad"... Lo que llamamos "nacionalismo mexicano" es solo un "fetiche" que habla de un México "ilusorio", porque en sí no hay una "nación" como tal, sino un "regionalismo" estricto...

Atte: Ricardo.